80

La importancia de la planeación fiscal en las empresas en México

Mónica Barrera Salazar, Miguel Gálvez Tejeda, Cristian Guillén Álvarez, Héctor Huirache García y Oscar Pastrana González. 
Estudiantes de Licenciatura en Contaduría Pública Universidad del Valle de Atemajac plantel Zamora – Jacona

MF MFC MA Sandra Marcela Ayala Rodríguez.
Asesora

En México actualmente muchas personas buscan tener un negocio propio y generar oportunidades para la sociedad, todo esto fortalece el sistema económico de nuestro país. Por ello las empresas se preocupan por mantener en equilibrio su estado financiero, administrativo y fiscal, además de que están pensando en ser más competitivas y productivas para permanecer en el mercado.

La naturaleza de toda planeación es sin lugar a duda el control, no únicamente como medio de asumir la realidad en forma ordenada y dirigible, sino también como manera de abordarla para hacerla comprensible, siendo el trasfondo del control la capacidad de racionalizarla, tal y como corresponde a la esencia distintiva de lo humano. Dicha racionalidad ha sido motivo de profundos estudios de análisis por parte de la administración. De ello se deriva que cada contribuyente, sujeto de obligaciones y derechos frente al Estado, busque planear estratégicamente y de manera efectiva el cumplimiento de éstas en el ámbito fiscal. Aunado a las circunstancias actuales de la economía nacional, en que hoy en día cobra mayor importancia el pagar justo lo que debe pagarse; no generar mayores e innecesarias erogaciones, sólo las mínimas e indispensables (Villegas González, s.f.).

Las empresas de México se dedican a distintas actividades empresariales pero todas tienen en común buscar estrategias para mejorar internamente y externamente, un factor importante para los empresarios es el pago de impuestos; debido a que representa una salida de dinero considerable por lo que muchos de ellos se ven perjudicados, ya que muchas veces no tienen la asesoría fiscal necesaria y por lo tanto pagan demasiado dinero sin darse cuenta de que este pago puede disminuirse realizando una planeación fiscal adecuada para la empresa.

Existe un universo de definiciones, conceptos, criterios sobre la importancia de la planeación fiscal en las empresas mexicanas como un proceso o método para minimizar sus costos, optimización de sus recursos propios y eficiencia en el ámbito de producción, posterior a dar un paso sobre el hecho de ser competitivas en el mercado. En cambio muchos empresarios no aplican dicho proceso en materia fiscal y no tienen el derecho de aprovechar los mismos beneficios que la ley provee.

La materia fiscal es un elemento importante para lograr crecer y desarrollar la economía en México, aunque muchas veces los contribuyentes lo ven como un obstáculo en el que al no tener el conocimiento adecuado prefieren evadir impuestos o ser negocios informales, lo cual después les genera multas y consecuencias que si se tuviera la asesoría adecuada no se tendrían estos problemas.

Es fundamental saber que la planeación fiscal es un procedimiento totalmente legal, en el que deberían de participar la mayoría de las empresas, esto les ayudaría a optimizar sus recursos y a fortalecer su sistema financiero. El objetivo principal de esta es demostrar que es válida, legal y de vital importancia su aplicación en los negocios, respetando los lineamientos señalados en la ley.

La planeación fiscal:

Es una etapa que forma parte del proceso de control administrativo mediante la cual se establecen directrices, se definen estrategias y se seleccionan alternativas y cursos, en función de objetivos y metas generales económicos, políticos y sociales, tomando en consideración la disponibilidad de recursos reales y potenciales, lo que permite establecer un marco de referencia necesario para concretar programas y acciones específicas a realizar en el tiempo y en el espacio. Los diferentes niveles en los que se realiza la planeación son: global, sectorial, institucional y regional.” (Ayala Espino, 1997, citado en Sánchez Miranda, s.f.)

El término fiscal es relativo al fisco, el cual tiene derecho a exigir el cumplimiento de las obligaciones existentes a su favor y con obligación de cubrir las que resulten a su cargo.

Villegas González (s.f.) señala algunas ventajas de la planeación fiscal al contribuyente:

- Se crea y mantiene una cultura de prevención, lo cual representa además del ahorro de tiempo y dinero, mayores beneficios para la empresa, pues prevenir es mejor que corregir.

- Se optimiza la carga tributaria, facilitando el cumplimiento de las obligaciones fiscales en tiempo y forma.

- Se optimizan los recursos financieros de la empresa.

- Se cuenta con un esquema jurídico integral que protegerá en todo momento el bienestar de la empresa, en la medida de lo posible, en caso de un conflicto, controversia o litigio que pudiera suscitarse.

- Se mantiene simultáneamente una continua revisión entre las áreas operativas de la empresa y las implicaciones tributarias que éstas pudieran tener.

La planeación fiscal será legal y lícita siempre y cuando se realice llevando a cabo los actos ordenados o, en su caso la omisión de los actos prohibidos con respecto a las normas fiscales, situación que indudablemente es mejor, porque evitaría que los contribuyentes utilizaran otras formas como la defraudación fiscal que tiene como finalidad omitir el pago de los impuestos en perjuicio de la sociedad.

Rangel Romero (2016) propone como metodología de la planeación fiscal hacer:

- Radiografía y/o análisis: Consiste en identificar el estado actual desde el punto de vista fiscal, jurídico, financiero, etc., de la empresa o grupo de empresas que serán objeto de la planeación. En esta parte se pretende determinar cuáles son las características particulares respecto a su funcionamiento, capacidad de generar ingresos, giro, etc.

- Diagnóstico: Es determinar las posibles soluciones que servirán de base para la toma de decisiones.

- Alternativas: Es el análisis conjuntamente de los asesores con los accionistas de la empresa en donde se determinan los procesos a seguir.

- Implantación: Consiste en la aplicación de los acuerdos tomados. Estos acuerdos pueden involucrar a especialistas de otras áreas, en su caso.

- Mantenimiento: Como el resultado de una adecuada estrategia, puede verse afectado si no se siguen unas políticas permanentes adecuadas, es indispensable el conseguir un acercamiento directo en la operación del negocio y coordinar las actividades para efectos fiscales de manera permanente.

Para poder llevar a cabo una buena planeación es indispensable no perder el control de la empresa aun cuando la estructura jurídica tenga un control administrativo deficiente, se debe de conservar la utilidad de la información financiera es decir, no falsear con datos alterados, omisión de partidas o información que no corresponda a las actividades. Otro factor importante es que debe estar fundada totalmente en derecho, contar con un soporte documental lógico y contable para demostrar que se trata de actos lícitos.

Algunas de las limitaciones de la planeación fiscal son la capacidad técnica, ya que muchas veces no se tiene el conocimiento profundo sobre leyes fiscales, finanzas y contabilidad, además de la falta de capacidad creativa en desarrollar una idea buena para la empresa y sobre todo un elemento muy importante es la persona que se va encargar de realizar la estrategia debido a que tiene que tener la capacidad técnica para usar su conocimiento en beneficio del contribuyente.

Las herramientas para la planeación fiscal son las siguientes:

- Constitución, Tratados internacionales

- Diarios Oficiales, clasificados por temas

- Código Fiscal, Leyes fiscales federales y estatales y reglamentos

- Derecho común y derecho laboral

- Exposición de motivos y análisis de reformas fiscales

- Anteproyectos y proyectos de Reformas fiscales

- Sentencias y jurisprudencias del TFF

- Opiniones y criterios de la SHCP

- Circulares de la Comisión de Estudios fiscales del IMCP

- Doctrina Legal y contable

México es un país, que está en constante cambio desde hace unos años atrás; desde el nacimiento de nuevas reformas estructurales en base a la recaudación de sus impuestos.

Por planeación fiscal debemos entender toda aquella aplicación de estrategias que permitan reducir, eliminar o diferir la carga tributaria del contribuyente, apegándose siempre a lo permitido por las leyes, contando con el soporte documental que demuestre su licitud (Rizo Rivas, 2013).

Es importante destacar que la planeación fiscal es un proceso preventivo al que todos los contribuyentes tienen derecho. Esta estrategia se realiza con la finalidad de disminuir la carga tributaria siempre y cuando se realice siguiendo los lineamientos de la ley procurando el menor riesgo.

Toda planeación está diseñada de acuerdo a cada empresa y es un proceso de gran importancia debido a que los impuestos representan uno de los más grandes costos para el contribuyente por lo cual desarrollar esta estrategia no es una tarea fácil sin embargo es un beneficio que muchos empresarios no lo hacen a pesar de tener la oportunidad.

Algunas recomendaciones para realizar una buena planeación fiscal que propone Mora (2016) son:

- Conocer el negocio, saber el qué rubro realiza sus actividades y principalmente en qué mercados.

- Elegir el tipo de sociedad más adecuada.

- Valorar si se pueden aplazar impuestos.

- Considerar financiamiento por medio de aportación de capital o préstamos.

- Estar al día en las regulaciones cambiarias

- Aprovechar los regímenes de promoción.

- Obtener deducciones.

- Conocer la política de precios de transferencia.

Es cierto que muchas de las estrategias tomadas pueden no corresponder al 100% con la actualidad de la empresa o que se necesitan hacer ciertos cambios en el plano laboral, pero mientras se esté dentro de la ley y todo sea justificable, no habrá ningún inconveniente (Kcloud4business, 2015).

Las empresas buscan mantener un buen flujo de efectivo para tener mejores situaciones financieras que conllevan al objetivo principal de las empresas, obtener utilidades. El control interno es uno de los aspectos más importantes para poder realizar los objetivos, ya que son reglas que tienen que ir en todos los aspectos de la empresa, haciendo que los empleados desarrollen su trabajo de la manera más adecuada y satisfactoria. Los empresarios deben contratar personas con capacidades y actitudes necesarias para desarrollar todas las actividades diarias dentro del negocio y poder mantener un equilibrio dentro de este.

Es conveniente evaluar la empresa antes de realizar la planeación fiscal, una vez evaluada se debe buscar asesoría fiscal para la reducción de sus impuestos, ya que en algunas ocasiones salen muy elevados, alguno de los pasos son: analizar la empresa, diagnóstico de la situación, buscar alternativas, selección de las mejores alternativas, implantación y la conclusión.

Es de alta importancia tener en cuenta y saber identificar entre la planeación que es lícito y que es ilícito, que, aunque la ley lo permite por errores emisión, redacción el gobierno de ha puesto en marcha algunas medidas para manejarlo como defraudación fiscal lo que te puede llevar hasta una cárcel en el peor de los casos. 

Lo que le da fuerza a una planeación fiscal es la poca claridad en las leyes, y se puede llegar a tomar ventaja por la falta de argumentos en la ley para disminuir o evitar los impuestos. El objetivo primario es proteger, cuidar y mantener el patrimonio de la persona o empresa que usa la planeación sin tener que llegar a que el encargado de la recaudación de impuestos pueda considerarte como un defraudador fiscal.

Teniendo respaldo en el artículo 5 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que señala que “A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos”.

En ocasiones hay contradicción entre las normas que integran la ley impositiva, o entre ellas y el derecho privado, o bien que existe imposibilidad de aplicarlas por cambios en las condiciones materiales, jurídicas, políticas, económicas o sociales del medio ambiente en el que deben regir y que por ello no siempre es fácil cumplirlas ni están exentas de dudas.

En la planeación fiscal no hay verdades absolutas o científicas solo corroborativas de los ejercicios fiscales que se manejen en la empresa o persona que se está revisando. Como es bien sabido las planeaciones fiscales representan un trabajo en mayoría de las veces para un contador público aunque en algunas ocasiones los abogados pueden realizarlas aunque en áreas específicas en las que son especialistas y por lo tanto mucho más limitado que en el caso de un contador público.

El contador público debe regirse a ciertos principios en su actuación, por ejemplo:

- Revelar todas las implicaciones que él perciba (riesgos y contingencias).

- Actualización profesional con énfasis en conocimiento de derecho.

- Obligación de conservar los secretos revelados por su cliente.

- Persuadir al cliente de no cometer actos ilícitos y a corregir anomalías fiscales.

Uno de los elementos importantes que los contribuyentes no pueden ignorar para conducir la operación de sus empresas es el Estado. El Gobierno como agente del Estado, marca una serie de leyes, reglamentos, organismos y estructuras que regulan y orientan las operaciones de las empresas. Sin lugar a dudas los impuestos son el área de donde mayor impacto directo mantiene el Estado por medio del Gobierno sobre las empresas, creando disposiciones fiscales que establecen cargas a los particulares. De ahí la importancia de poder conocer y entender las funciones y atribuciones del Estado sobre los contribuyentes, así como de los ordenamientos legales que enmarcan su competencia en el ámbito fiscal (Villegas González, s.f.).

El pago de impuestos, al igual que otros insumos es un costo del producto o servicio, por lo tanto, no puede decirse que se está cumpliendo con la misión de la empresa de producir el mejor producto o servicio al precio más bajo si incurre en altos costos fiscales, que no permitan competir. Franklin Roosevelt decía: “Los impuestos se percibirán de acuerdo con la capacidad de pago. Esa es el único principio” Cumplir cabalmente con las obligaciones fiscales implica no pagar menos de lo que se está obligando, pero tampoco pagar más de lo que se debe y esto significa estar aprovechando todos los beneficios y estímulos que ofrecen las leyes y siempre dentro de un marco de legalidad y transparencia (Rizo Rivas, 2013).

La planeación fiscal es de suma importancia para los sujetos de la relación tributaria, por un lado, el sujeto pasivo busca diseñar estrategia en el desarrollo de sus actividades para optimizar los costos fiscales de sus operaciones, puesto que es una actividad legal al permitir la Constitución elegir la figura jurídica que mejor convenga a sus intereses siempre y cuando sea lícita. Asimismo, las leyes en ocasiones presentan una deficiente formulación lingüística originando errores de redacción, omisión, exclusión, llamadas también lagunas de Ley, motivo por el cual se utilizarán los métodos de interpretación jurídica, llegando a obtener beneficios principalmente con el método de interpretación a Contrario Pensum, el cual parte del principio de que en materia fiscal lo que no está expresamente prohibido está permitido (Álvarez Ramos, Ballesteros Grijalva y Fimbres Amparano, 2011).

Referencias

Álvarez Ramos, G., Ballesteros Grijalva, M. y Fimbres Amparano, A.A. (Octubre de 2011). Planeación fiscal versus evasión fiscal. Revista El Buzón de Pacioli. Número Especial 74. Recuperado de http://www.itson.mx/publicaciones/pacioli/Documents/no74/13.-_planeacion_fiscal_versus_evasion__fiscal.pdf

Kcloud4business. (30 de agosto de 2015). ¿Qué es y cómo se hace la Planeación Fiscal?. Recuperado de http://blog.kloud4business.com/que-es-y-como-se-hace-la-planeacion-fiscal/

Mora, M. (11 de octubre de 2016). 10 tips para mejorar tu planeación fiscal. Recuperado de https://www.rankia.mx/blog/isr-impuesto-renta/3353262-10-tips-para-mejorar-planeacion-fiscal

Rangel Romero, J.R. (18 de noviembre de 2016). ¿Planeación o evasión fiscal?. Periódico Círculo Rojo de la Ciudad de México. Recuperado de http://periodicocirculorojo.com/planeacion-evasion-fiscal/

Rizo Rivas, M. (18 de abril de 2013). El ABC de la planeación fiscal. Forbes México. Recuperado de https://www.forbes.com.mx/el-abc-de-la-planeacion-fiscal/

Sánchez Miranda, A. (s.f.). Planeación fiscal: importancia y fundamento constitucional. Recuperado de http://www.ejournal.unam.mx/rca/190/RCA19003.pdf

Villegas González, E. (s.f.). La planeación fiscal en nuestros días. Revista de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Recuperado de https://www.uaeh.edu.mx/campus/icea/revista/num1_07/articulo4.htm

Fotos

http://edmontonpersonalbankruptcy.com

http://legal.grupolegal.com.pa/publicaciones/

.....

Mónica Barrera Salazar, Miguel Gálvez Tejeda, Cristian Guillén Álvarez, Héctor Huirache García y Oscar Pastrana González
Estudiantes de Licenciatura en Contaduría Pública Universidad del Valle de Atemajac plantel Zamora – Jacona

MF MFC MA Sandra Marcela Ayala Rodríguez
Asesora

Resumen
En México actualmente muchas personas buscan tener un negocio propio y generar oportunidades para la sociedad, todo esto fortalece el sistema económico de nuestro país. Por ello las empresas se preocupan por mantener en equilibrio su estado financiero, administrativo y fiscal, además de que están pensando en ser más competitivas y productivas para permanecer en el mercado.

Palabras clave
Planeación fiscal, Empresas, México.

Summary
In Mexico today many people seek to have their own business and generate opportunities for society, all this strengthens the economic system of our country. For this reason, companies are concerned about keeping their financial, administrative and fiscal status in balance, and they are thinking of being more competitive and productive in order to remain in the market.

Keywords
Tax planning, Companies, Mexico.